El día 1 de febrero, víspera del día de la Candelaria, se celebra en la Basílica de Nuestra Señora de la Caridad una vigilia de la luz.

Por segundo año consecutivo, la Casa de la Patrona, abría sus puertas con un deseo especial de acercar a los jóvenes a la Madre de Cartagena.

La ocasión estaba marcada por una fecha significativa entre las fiestas de la Virgen y de fácil relación con la juventud: María trae la luz de Cristo al mundo, y los jóvenes cristianos están llamados a ser portadores de una luz nueva para la humanidad.

Con esta ocasión, se invitó a participar al Coro del colegio, que dio una respuesta marcada por la generosidad y la alegría por parte de nuestros alumnos. Una veintena de jóvenes de 2º a 4º de la E.S.O. cantaron durante la Vigilia, ayudando a interiorizar los ratos de oración, participaron también leyendo y disfrutaron de un rato de oración "en clave juvenil". Asistieron a la Vigilia también otros alumnos que querían apoyar a sus compañeros y escuchar a un Coro que suena muy bien.

El Papa Juan Pablo II decía "sigo creyendo en los jóvenes", y el eco de esta frase resuena al ver la alegría, la disponibilidad y la ilusión de nuestros alumnos.

¡Felicidades y gracias!