“Dar la paz está en el centro de la misión de los discípulos de Cristo”, este era el mensaje que el Papa Francisco nos decía en la Jornada Mundial de la Paz. Nos dice que la Paz es una conversión del corazón y del alma, que tenemos que encontrar la paz con nosotros mismos, la paz con los demás y la paz con la creación.

Hoy celebramos en nuestro centro el día escolar de la no violencia y la paz. Estos días atrás, hemos estado escuchando y trabajando la letra de la canción digo Stop, una canción que habla de las emociones y de lo importante que es saber controlarlas para vivir el día a día en calma y armonía con los demás. Nos dice que es importante.

  • Controlar la velocidad, para poder escuchar con tranquilidad a nuestros compañeros y profesores, la velocidad nos pone nerviosos y no nos deja ver nuestros errores. 
  • Los adelantamientos no son buenos, no debemos querer ser siempre el primero en todo, no es bueno salir corriendo para ponerse en la fila, mentir para conseguir nuestro propósito…
  • Por último, nuestro corazón debe estar lleno de amor, para ofrecerlo a todo el mundo, a mis amigos y a los que no lo son. Debemos llenar nuestro corazón de buenos pensamientos, de cariño , de paciencia y de generosidad.

Queremos decir stop a la injusticia, a la pereza, a la avaricia, a los enfados, a la tristeza, a la violencia y a las fronteras, cediendo el paso al perdón y buscando en calma la solución.

Desde el inicio de esta jornada, nos unimos a ese mensaje que nos manda el Papa Francisco y le pedimos a Jesús:

Señor Jesús, necesitamos escuelas en las que se pueda aprender y enseñar en paz.

Necesitamos escuelas en las que los alumnos y sus maestros sean instrumentos de paz.

Necesitamos escuelas en las que sea posible la mediación pacífica ante los conflictos.

Necesitamos escuelas en las que no tengan voz los violentos.

Necesitamos escuelas en las que los alumnos y alumnas se diviertan, jueguen, sueñen con futuros posibles, en las que la alegría sea la única nota dominante.

Necesitamos escuelas en las que se aprenda que equivocarse es de seres humanos, igual que pedir perdón, hacer las paces y abrazaral que pensábamos era enemigo.

Señor Jesús, que todas las oraciones, celebraciones, gestos e iniciativas que se han realizado a lo largo de toda la semana en las escuelas del mundo sean un signo más de que queremos ser hombres y mujeres pacíficos.

SOMOS PAZ.
Así sea

Vídeo de Ed. Infantil

Galería de Fotos

Vídeo de la Celebración