En medio de las fiestas de la Pascua de Resurrección, nos hemos reunido, en este V Domingo de Pascua, para, entre sábado y domingo celebrar la Primera Comunión de cuarenta y cinco de nuestros alumnos. Entre los que se encontraban los hijos de tres compañeras.

Han  tenido su primer encuentro con Jesús Sacramentado en unas celebraciones oficiadas por el Padre franciscano, Emilio Martínez Torres, que, en la homilia ha entablado un diálogo con los niños para, entre todos, descubrir cuál es el signo identificativo de los cristianos: El Amor. Tal y como habíamos escuchado en el evangelio.

 

 Les ha explicado que los cristianos tenemos que querer a todos y eso es  algo que se tiene que notar, igual que cuando, si alguien los ve por calle camino del Colegio, sabe, por el uniforme, que pertenecen al Colegio de Adoratrices. El pertenecer a la gran familia de los cristiano debe ser una alegría para nosotros, una alegría mayor que la que sentimos cuando nuestro equipo de fútbol gana un partido.

También les ha dicho la gran suerte que tienen de venir a un Colegio de Adoratrices, ya que el mejor ejemplo de amor a la eucaristía lo podemos encontrar en nuestra fundadora: Santa María Micaela.

A los padres se ha dirigido para que ayuden a sus hijos a continuar su crecimiento espíritual, para que la semilla que ha sido sembrada en sus corazones crezca y de mucho fruto. Para ello no deben olvidar el continuar asistiendo  las eucaristias dominicales.

Nuestros pequeños han participado con soltura en las celebraciónes, a pesar de los nervios y les damos un sobresaliente. A pesar de que la Capilla estaba a rebosar de familiares y amigos de los neocomulgantes,  hay que agradecer el clima de silencio que ha reinado a lo largo de todas las eucaristias.

 

Con estas líneas queremos agradecer a profesores y catequistas, que durante estos dos años de preparación han estado acompañándoles. Un agradecimiento especial se merece nuestro coro ya que sus cantos le dan el toque alegre y festivo a las celebraciones.

 

 

Queridos niños: Hoy os habéis vinculado más a la familia de Jesús y esperamos que el día de vuestra Primera Comunión no sea solo un bonito recuerdo sino que sigáis participando en muchas eucaristías. Como dijeron vuestros padres en la acción de gracias contáis con su ayuda y la de nuestro amigo Jesús. Él nunca nos abandona. 

 

 

Os  deseamos toda la felicidad del mundo.

                                                                                                                     Equipo de pastoral

 

Comuniones 2016
Comuniones 2016
Comuniones 2016
Comuniones 2016
Comuniones 2016
Comuniones 2016
Comuniones 2016
Comuniones 2016
Comuniones 2016
Comuniones 2016
Comuniones 2016
Comuniones 2016
Comuniones 2016
Comuniones 2016
Comuniones 2016